jump to navigation

NUEVOS ARTÍCULO EN NUESTRO BLOG 17 febrero 2011

Posted by nittúa in Uncategorized.
add a comment

PODÉIS ENCONTRARNOS EN NUESTRO NUEVO BLOG.

El blog en el que estas ya no está activo seguid el siguiente enlace

http://www.nittua.eu

(Aquellos que os suscribisteis a este blog os pediría el favor de que hagáis lo propio con el mismo en nuestro espacio propio al que nos hemos trasladado. www.nittua.eu Gracias)

TENEMOS HOSTING PROPIO 13 febrero 2011

Posted by nittúa in Uncategorized.
add a comment

ESTTE BLOG  nittua.wordpress.com  se traslada al dominio propio de NITTÚA

NO SE ACTUALIZA A PARTIR DE AHORA

PULSA AQUÍ

WWW.NITTUA.EU

 


¿DE QUÉ COLOR QUEREMOS PINTAR DESPUÉS? 31 enero 2011

Posted by nittúa in cambio social, economía solidaria, exclusión social, justicia social.
Tags: ,
add a comment

Hace unos días saltaba a la red este corte de radio. Un hombre que nos grita su miseria, aquella que no ha elegido y le está tocando vivir. Su pregunta nos ha perseguido a quienes no hemos querido fingir que no le hemos escuchado. La situación es muy dura para muchas personas, sin embargo, como siempre, no pasa nada. Un poco de ruido y luego como siempre no pasa nada, a mi, claro.

En algunos momentos nos preguntamos si no necesitamos bajar todavía más, si la crisis no debería ser más profunda para encontrar el coraje que nos permita recuperar el espacio que nos es propio y que se nos arrebató hace ya tanto tiempo. ¿No es suficiente?

Nunca ha estado más evidente lo que significa ser o estar en riesgo de exclusión social.

Nunca han estado más excluidos los que ya lo estaban.

Nunca las situaciones sangrantes fueron tan corrientes.

Los viejos modelos de lucha contra la exclusión social no han de servir para resolver esta situación. Necesitamos nuevas propuestas, el apoyo de toda la sociedad, para atajar este mal que se escampa por las calles. Todos necesitamos actuar desde la corresponsabilidad. Mientras, unos cuantos siguen engordando sus arcas con nuestro sufrimiento y sobre todo, el de los que no llegan a poder ni tan siquiera gritar.

El momento es de difícil comprensión. La pequeña y mediana empresa, que es nuestra empresa, sufre esta situación donde su actividad productiva se complica por la misma acción irresponsable y especulativa que aprisiona a las personas. Pero este empresario contrae su actividad sin llevar su reacción más allá. Los despidos, sin embargo, sí se producen y nuevas personas entran a engrosar la filas del paro y algunos otros las de la exclusión social.

Lees como Islandia se levanta frente a la locura de un sistema construido sobre un castillo virtual y falso. Se subleva frente a un castigo para la sociedad que no están dispuestos a consentir, y te preguntas cuándo lo haremos todos los demás, cuándo reaccionaremos.*

Seguimos trabajando por conseguir un sistema inclusivo, justo y solidario. No vamos a dejar de hacerlo en ningún caso pero en estos momentos, más que nunca, todos somos necesarios. Hace falta que toda la sociedad actúe para lograr parar el proceso involucionista que, con toda la fuerza del capital, lucha en sentido contrario frente a las personas. Necesitamos hacernos propuestas que orienten la reacción a adoptar para evitar que gritos como el de este hombre se vayan multiplicando por la calle. Los grandes sindicatos, los partidos políticos, las patronales,… todos están/estamos jugando unos papeles siguiendo las reglas de un juego establecido por quien siempre gana.

Hacemos una llamada a la reflexión y a la propuesta, a la respuesta. No podemos permanecer por más tiempo sin reaccionar de una forma contundente y conjunta, única. La ciudadanía, todos nosotros desde cada espacio que ocupamos, somos los únicos con el poder suficiente para parar esto. Es nuestra responsabilidad y obligación hacérselo saber a nuestros gobernantes, a nuestros empresarios, a nuestros sindicatos,…

Nos toca a todos pensar y proponer. Antes de que surjan populistas y extremistas que terminarían de hundirnos, debemos ser nosotros los que construyamos nuestra propia salida. QUE NADIE LO HAGA POR NOSOTROS.

NITTÚA

Núria González

Raúl Contreras

* http://nosinmibici.com/2011/01/23/2073/

EL TRABAJADOR ACOMPAÑANTE: EXPLORANDO NUEVOS ÁMBITOS DE ACTUACIÓN DE LA MANO DEL EMPRESARIO 10 enero 2011

Posted by nittúa in cambio social, economía solidaria, exclusión social, justicia social.
Tags: , ,
add a comment

Mucho se lleva hablando y escribiendo en torno al mundo de la exclusión social; muchas son las subvenciones, premios y reconocimientos que entidades, asociaciones y/o fundaciones reciben por su labor en pro de la inserción socio-laboral de estas personas; muchas son las titulaciones, cursos, jornadas que se llevan a cabo en torno a los técnicos especialistas que trabajan en estas organizaciones y en torno a la pobreza y la exclusión social pero… sin desemerecer en absoluto la necesidad de todo ello, cabe reconocer que poco o nada se habla, escribe o investiga en torno a otras figuras profesionales que, siendo casi unas completas desconocidas, merecen todo ese reconocimiento y más aún, al tratarse de perfiles profesionales emergentes a los que se circunscriben una gran variedad y multitud de áreas de conocimiento que les confieren un claro carácter multidisciplinar que muy pocos perfiles aglutinan en sí mismos.

 

UN PUNTO DE VISTA DISTINTO

Perfiles profesionales esenciales y prioritarios que hacen que el término inclusión sociolaboral adquiera su máximo significado y sentido. Perfiles que aportan un valor añadido a empresas, entidades, administraciones y como no, a las personas en proceso de inserción sociolaboral. Estamos hablando en este caso de la figura del Trabajador Acompañante o Tutor de Empleo, máximo responsable del acompañamiento en los procesos de inserción.

Hasta la fecha se trata de un perfil escasamente desarrollado pero no por tratarse de un profesional sin relevancia sino porque no ha encontrado ese respaldo y atención necesaria por parte de insitituciones, organismos, administraciones, entidades, … que lo catapulten y sitúen en un primer plano desde el cual pueda adquirir ese “protagonismo” necesario que le confiera, en un primer momento, un espacio desde el que poder mostrar su valor y los resultados que aporta su desempeño laboral, no sólo en relación a las personas más vulnerables, sino también en relación a las entidades sociales y máxime a los empresarios. Es más, en líneas generales la figura del Trabajador Acompañante se ha vinculado única y exclusivamente a las empresas de inserción y, en algunos casos, a los centros especiales de empleo algo que ha supuesto un fuerte corsé para su desarrollo y expansión, así como de cara a poder mostrar sus virtudes fuera de estos espacios laborales protegidos como bien puede ser la empresa ordinaria.

El Trabajador Acompañante aglutina en su desempeño laboral una gran variedad de funciones al ser la persona que, desarrollando una tarea productiva en la empresa como un trabajador más, busca “trabajar con”, “acompañar” al resto de compañeros, especialmente a aquellos sobre los que se plantean objetivos a lograr durante su estancia en la empresa. Es, por tanto, un trabajador con una misión especial: facilita el desarrollo y el logro de los objetivos planificados en relación al desarrollo de la empleabilidad de determinadas personas que se incorporan a la empresa. Es el responsable por tanto de la línea educativa y social de la empresa, interviniendo para que el conjunto de la empresa sea, en lo posible, un ámbito facilitador de los procesos de inserción y desarrollo personal.

Asimismo facilita el aprendizaje de nuevas capacidades, halilidades, competencias, etc. en pro de la mejora de la empleabilidad de los trabajadores en proceso de inserción pero al mismo tiempo, provee a la persona de un acompañamiento, de una guía a lo largo de su proceso de inserción que le otorga estabilidad emocional y una atención a la diversidad que forma parte de la persona.

El Trabajador Acompañante por tanto, se erige como testigo de todo un proceso de aprendizaje, apoyando el proceso de crecimiento personal hacia una mayor autonomía de la persona en proceso de inserción sociolaboral. Acompañar significa un ir más allá, puesto que fortalece la capacidad de los trabajadores de inserción para tomar decisiones por sí mismos, facilitando la activación de aspectos personales que les posibiliten dilucidar y concretar sus proyectos vitales, adquiriendo confianza hacia todo lo que tienen por delante dentro de la empresa.

Pero tal y como hemos citado anteriormente, y desde el convencimiento que hemos adquirido tras años de experiencia, estamos plenamente seguros que el Trabajador Acompañante se vislumbra a día de hoy, como un perfil profesional emergente que no sólo se circunscribe a las empresas de inserción, sino también a las empresas del mercado laboral ordinario que contemplen, dentro de la política de responsabilidad social o por necesidades propias de su gestión de recursos humanos con el peonaje de baja cualificación, todas aquellas posibilidades de contribuir al desarrollo de itinerarios de formación normalizados en relación a temas como pueden ser: absentismo laboral, capacitación profesional, adquisición de competencias laborales, sistematización del trabajo en grupo, etc. es decir, se trata de un profesional que puede configurarse como un complemento técnico al departamento de recursos humanos de cualquier tipo de empresa, pudiendo ser para las PYMES el técnico del que carecia.

Un profesional que aporta a la empresa un valor añadido en relación a cuatro elementos:

– Da respuesta a las necesidades detectadas en relación a la inserción de aquellas personas que presentan bajos niveles de empleabilidad.

– Apoya y lleva a cabo funciones y responsabilidades estrechamente vinculadas a las políticas de desarrollo social que desarrollan tanto empresas como administraciones.

– Formando parte de las estructuras productivas de las empresas dinamizan pequeños grupos de trabajo que posibilitan la incorporación, adaptación y mantenimiento de los puestos de trabajo que son, en principio, ocupados por personas de menor cualificación profesional.

– Constituyen un núcleo normalizador e integrador de la empresa, donde los trabajadores menos empleables van empoderándose, puesto que van asumiendo e interiorizando mayores habilidades, actitudes, aptitudes, estrategias, etc. que les posibilitarán formar parte de la estructura básica de la empresa.

La incorporación del Trabajador Acompañante dentro de las estructuras de las empresas ordinarias ofrece a los empresarios garantías en cuanto a la adecuación de trabajadores de baja cualificación y en proceso de inserción a sus puestos de trabajo y, en consecuencia, a las necesidades tanto de éstos como de los primeros. De esta forma se proporciona confianza y valor a todos y cada uno de los procesos llevados a cabo con la persona a lo largo de su itinerario y que vendrá refrendado por las entidades sociales que los derivan y con las cuales, tanto el empresario como el Trabajador Acompañante, deben coordinarse de cara a alcanzar mayores niveles de éxito. A su vez, y dentro de sus políticas de Responsabilidad Social Empresarial, los empresarios se esfuerzan cada vez más por invertir en aquellas acciones que permiten posicionarlos dentro de un espacio que parece ser la sociedad actual va demandando poco a poco y cada vez en mayor medida. Esta inversión supone por otro lado un cierto acercamiento del sector empresarial a la sociedad, un acercamiento a través del cual identifican sus intereses, necesidades, expectativas e inquietudes.

En definitiva estamos ante un perfil profesional que dispone de un mundo de posibilidades de desarrollo por delante y un camino por recorrer de cara a su incorporación real y efectiva en la empresa ordinaria. Una incorporación a la empresa ordinaria que ofrece al empresario posibilidades reales de participar, activa y directamente, de su responsabilidad para/con la sociedad y de conocer y reconocer el valor social generado por su empresa.

 

NITTÚA

Núria González

Raúl Contreras

 

 

FELIZ AÑO 2011 YA ES NUESTRO !!! 21 diciembre 2010

Posted by nittúa in Uncategorized.
1 comment so far

Hola a tod@s


Ya ha pasado este 2010 que nos deja. Un año con tantas historias que contar y en el que hemos compartido nuestro camino como nunca. Queremos aprovechar este momento para daros las gracias porque todos habéis sido razón de lo que hoy somos. Recibid nuestros mejores deseos para seguir andando en estos tiempos dificiles.

Coged la mano y  llevaros nuestra bienvenida al año.

Nos vemos en el 2011

Núria y Raúl

CUANDO SE DECIDE VIVIR COMO SE PIENSA, ES LO QUE PASA 9 diciembre 2010

Posted by nittúa in cambio social, economía solidaria.
Tags: ,
1 comment so far

Siempre he pensado que especialización es necesaria llevarla al tercer sector. Es necesaria para dar lo mejor de cada uno de nosotros a quien de verdad lo necesita. Dentro de esa especialización nunca dejé de tener claro que siempre hará falta quien levante la voz, quien denuncie lo que no puede ser, quien diga lo que debería de ser.

La vida cae sobre nosotros desde todos los frentes, con todos sus matices y nosotros, por suerte, somos un compendio de muchos ángulos, necesidades, realidades. Tenemos, no obstante, que hacer convivir nuestra realidad compleja con esa especialización que hará que nuestros esfuerzos se centren en un espacio concreto dentro del cosmos que somos cada uno.

Un día te levantas y lees algo que conforme entra por tus ojos te duele. Ese no es mi campo, te dices. Hay otros que batirán esa realidad y entre todos la acabaremos doblando, te argumentas. No me puedo despistar, no puedo perder mi norte. Tantas y tantas cosas que uno piensa y que tienen todo el sentido, hasta que dejan de tenerlo.

¿Cómo estar impasible ante lo que leo, veo, oigo? ¿Cómo seguir confiando en que otros lo arreglarán cuando recuerdo tantas ocasiones en las que no ha sucedido? ¿Podría ser que esos otros no estén o que los que están necesiten de la ayuda de muchos para poder andar porque el lastre es muy grande?

Vivimos momentos de crisis, momentos de muchas angustias y momentos que deberían llevar hacia la cuestión, la reflexión, el cambio. Estamos viviendo, sin embargo, otra cosa. La crisis coyuntural tapa la estructural y aquí nada va a cambiar. Esto volverá a ocurrir. Y lo que es más grave, somos nosotros los trabajadores con recursos limitados los invitados a pagar nuevamente la factura de la mesa donde unos pocos comen y lo hacen opíparamente.


Lees como algunos empresarios, los autoelegidos aunque algunos de ellos hayan tenido que ser reflotados con nuestro dinero, se reúnen con el Rey y posteriormente con el Presidente del Gobierno para decirles lo que hay que hacer para salir de esta crisis. Dicen ser la sociedad civil. Desde ahí se propone un gran sinsentido para quien esperaba que la crisis, en lugar de ahondar en la injusticia, trajera el cambio. Se sitúan de espaldas a todos nosotros y nos requieren que andemos hacia una solución, la suya. Son muy pocos y miran en otra dirección que ya hemos vivido antes.

Tú, que cada día intentas que los números salgan, los objetivos no se perviertan, la realidad no se aleje de tu pies ni tus pies de ella, hacer lo mejor posible tu trabajo, te paras. Te paras pues por más que andas, otros se empeñan es estirar de la calzada hacia ellos y lo hacen con toda la fuerza, que además es la nuestra. Piensas:

¿De qué estamos hablando cuando decimos economía alternativa y solidaria? ¿Tiene esto algo que ver con decir basta ya, con no permitir que el juego se siga realizando en nuestro campo, con nuestras cartas y en contra de nuestros intereses? ¿No deberíamos, mientras seguimos construyendo alternativas, y desde el mismo corazón del sistema, levantar también la voz?

Claro que eso ya hay quien lo hace pero la pregunta es fácil: ¿No está bastante complicado todo como para dejar a otros solos en esta denuncia? La eficiencia desde la especialización no puede ser nunca una razón para que no se nos cierre el estómago ante al injusticia flagrante, la desidia de otros actores sociales que deberían actuar y los gráciles manejos del capital.

Seguimos pensando que los puentes de colaboración son la salida a estas situaciones, que los globos sondas o los territorios reservados para construir nuestros reinos son un lastre para la construcción de un verdadero cambio social, pero nunca podemos dejar que esto se realice de cualquier manera.

Cuando crees en las personas, por más que encuentras en la calle realidades que dicen todo lo contrario, crees de verdad y mantienes que el empresario es un actor social, es humano y responsable, aún existiendo quien no lo sea. Hay que seguir tendiendo puentes a la economía ordinaria a la vez que me pronuncio claramente contrario a toda aquella acción que, en lugar de generar riqueza común, preserva el beneficio de unos pocos. El empresario, que lo es, no ha de dudar en penalizar esta situación y sumarse a esta denuncia. Aquel que dice serlo pero ni quiere, ni es, anda otro camino.

¿NO DEBERÍAMOS LEVANTAR YA LA VOZ?

Economía alternativa y solidaria

Empresas de inserción

Centros especiales de empleo

Comercio justo

Soberanía alimentaria

Plataforma rural

Acción medio-ambiental

Educación alternativa

Justicia social

Energías alternativas

Cultura libre

….

Sabemos que la resolución de esta crisis no pasa por lo que nos dicen que tenemos que hacer. No estamos representados por estos señores ni como empresarios, ni como consumidores, ni como ciudadanos,….

¿No es hora que nos posicionemos también fuera de nuestros círculos cerrados donde nos escuchamos entre nosotros?

Cada uno de nosotros tenemos un campo de acción, por supuesto opinamos de todos, pero nos queremos sentir seguros en uno.

¿ESPECIALIZACIÓN?

Nittúa

Núria González

Raúl Contreras

REDES QUE OCUPAN NUESTRO PENSAMIENTO 17 noviembre 2010

Posted by nittúa in cambio social, economía solidaria.
Tags: ,
add a comment

La red es una realidad necesaria, deseada y compleja. Construir con valor social desde lo individual, sí que es posible, más no será nunca ni eficiente ni eficaz. No se puede construir realidad social sin contar con la sociedad. Encontrar planteamientos de innovación social que se construyan de espaldas a la realidad, a la sociedad, a la calle es como construir en el vacío, en algún momento caerá.

La forma elegida para vincular un proyecto con su entorno, con su realidad, compartiendo procesos es mayoritariamente la red. Las realidades de las redes, su día a día, sus éxitos deberían ser objeto de atención pues no suelen ser los esperados. Cuando se ha participado, e incluso creado alguna o algunas redes y te has empeñado en que básicamente funcionaran y fueran útiles para alcanzar el objetivo que las originó, acabas haciéndote algunas preguntas:

¿Son funcionales y operativas las redes?

¿Realmente la red provoca un mayor crecimiento?

¿Es ágil y facilitador el funcionamiento de las redes?

¿Por qué tenemos que seguir creando nuevas redes donde ya existen otras que tienen el mismo objetivo?

¿Son las redes nuevas estructuras que alimentar situadas entre los recursos y quiénes los necesitan?

¿Es la red la única forma de compartir un proceso? De no serlo ¿Es la mejor?

¿Es cierto que una red que quiera ser potente necesita de personal liberado? ¿Esto no genera cargas que convierten el medio en un fin en cuanto nos despistamos?

Estas y otras preguntas nos van asaltando conforme van aumentando el número de reuniones de cada red y las veces con las que te cruzas con las mismas personas en las diferentes redes. Y todo esto con un escaso conocimiento de su utilidad, eficacia y eficiencia.

Cuando pienso en redes no siempre la recuerdo con ese nombre, su estructura jurídica no es elemento definitorio, pero siempre aparecen relacionadas con personas concretas por más que trabajaran o representasen a entidades sociales, empresariales o públicas. Es más ,soy incapaz de recordar cualquiera de las redes en las que he colaborado sin que lo primero que me venga a la cabeza sean nombres y apellidos. Personas, que se sitúan alrededor de un objetivo común dispuestas a trabajar al unísono y coordinadamente. La persona física es la clave si queremos explicarnos la existencia y funcionamiento de las redes. La persona individual es el mayor potencial de construcción de las redes a la vez que el mayor inhibidor y hasta destructor de las mismas. No es difícil encontrar dos redes paralelas haciendo lo mismo y cuyo origen es el desencuentro de las personas. Tampoco es difícil encontrar redes que no avanzan, que se bloquean en nombre del entendimiento, de la cordialidad y de la armonía entre las personas, situaciones en las que no se afronta la realidad del conflicto, no se resuelve.

Cuando hablamos de implicación social somos bastante claros con el sentido último de esta palabra. Hablamos de implicación y vemos a las redes como el mejor espacio para conseguirla. La implicación social es la base de la mayoría de los proyectos sociales, el éxito de estos es directamente proporcional a las personas implicadas en ellos. Cuando la implicación social es fuerte, los perfiles de los líderes, de los proyectos y/o de las redes que hayan servido para conseguirla bajan como condición necesaria para que la sociedad acabe apropiándose del mismo.

La clave para la consecución de los objetivos de la red es mantener siempre a la misma en un segundo plano, al servicio del objetivo que es el único que debe ocupar el primer espacio. La herramienta corre el gran riesgo de convertirse en un objetivo en sí misma perdiendo su norte y, por lo tanto, su utilidad.

La necesidad de que los ciudadanos nos articulemos para de esa manera abordar juntos determinados problemas y resolverlos tiene poca discusión, debemos favorecerlo. Sí debería, por el contrario, estar en discusión el modelo de las redes actuales desde el análisis de los problemas que poseen para correcto funcionamiento. Es importante ponerle pensamiento a cómo resolver la ejecución de aquellos planteamientos de trabajo que normalmente son diseñados conforme a lo que desde lo teórico tiene todo el sentido. El fundamento último de la red tiene toda su vigencia hoy en día, donde hay que ser creativo es en la forma de ser red.

Por otro lado, las llamadas redes sociales de internet se han desarrollado de una forma exponencial de un tiempo a esta parte. Son redes en las que aparecen nuevos elementos tales como:

  • son utilizas en el tiempo con libertad total, tú eliges el momento
  • aportan medios de sencillo uso que facilitan la comunicación
  • vinculan a muchas personas en muy poco tiempo
  • sus costes se ven absolutamente reducidos
  • es mucho más complicado que se puedan fagocitar en una única persona
  • son fácilmente mantenidas como propiedad comunal
  • educan en la autodisciplina para la participación

Su éxito no obstante, no está contrastado como herramienta central para abordar problemas, lo sencillo es darle un clic al ratón pero ¿qué pasará cuando esperemos más? Se adivinan problemas como la falta de compromiso desde la distancia, un menor dinamismo por la dificultad del intercambio rápido, de la interlocución y seguramente, la más compleja, sea la facilidad para que esa red virtual se quede circunscrita a una realidad virtual que no se traslade en ningún momento al mundo real ni cubra sus necesidades.

Hablar de estas nuevas redes sociales y estudiarlas puede ser muy útil para generar el necesario debate sobre la realidad que viven las redes de las que anteriormente hemos estado hablando. Está claro que es necesario ponerle pensamiento a la creación y gestión de redes de colaboración entre las personas para ir resolviendo problemas. Pensamiento sobre los métodos, sobre la eficacia y eficiencia de su gestión, sobre su coste, sobre el carácter restrictivo, la duplicidad, la sustitución parcial o total del objetivo por el medio. Deberemos por tanto encontrar respuestas a preguntas como las que se han planteado inicialmente.

La experiencia concluye que somos las personas las que decidimos colaborar por un objetivo, las que realmente podemos llegar a consolidar redes. La cohesión del grupo humano alrededor de un objetivo nos llegará desde la cercanía y la confianza en los compañeros de viaje. Será la generosidad, a la hora de compartir, la que reduzca nuestro perfil personal dando espacio de crecimiento a la red. Difícil tarea.

NITTÚA

Núria González García

Raúl Contreras Comeche

UN ESPEJO 31 octubre 2010

Posted by nittúa in justicia social, para pensar.
Tags:
add a comment

Con mis cortos catorce años no puedo decir que sé cómo es la sociedad, sin embargo, creo que tengo un buen ejemplo muy cerca: MI CLASE


Creo que los niños, desde pequeños, son un reflejo de sus padres, de los adultos que influyen en su vida y en su educación, por lo tanto, creo que el funcionamiento de una clase de 29 adolescentes es un ejemplo del funcionamiento del mundo en general.

Si tenemos en cuenta eso, puedo asegurar que la sociedad está basada en la apariencias, lo que te ven, lo que piensan de ti; por la cual cosa, si la mayoría va a hacer algo, nadie quiere quedarse atrás, nadie quiere estar fuera del grupo, así que lo hacen todos.

Por suerte, no todo el mundo es así, hay gente tranquila, amable. Gente que se preocupa por los demás. Pero la única pega es que son poca gente. Existente, sí, pero poca.

Cuando el “grupo” se da cuenta de que alguien esta fuera porque quiere, que no quiere estar con la mayoría, tratan de entorpecer su camino, ya bien porque es diferente, o porque no acata sus “normas”. Esas personas que van por donde quieren, esas personas tienen personalidad, esas valen la pena. Son los que ahora luchan por tener un buen futuro, y en el futuro, tal vez, lucharán porque otros también lo puedan tener.

Cuanto más lo pienso, más me doy cuenta de que los niños son un espejo de los adultos; las prioridades que tienen las llevan marcadas por sus familias. Aunque eso no les quita toda la culpa, porque podrían pensar y cambiar, dejar atrás el egoísmo y la falsedad, y trabajar (no necesariamente en el sentido estricto de la palabra) para y por los demás. Pero hasta los mejores planes tienen un fallo, y aquí no iba a ser menos. La pena es que, a las personas que viven bajo esa filosofía les cuesta llevarla a cabo, a veces por falta de iniciativa, pero, cuando si lo hay, es asombroso la cantidad de trabas que el mundo es capaz de poner a aquellas personas que quieren dedicar su vida a erradicar algunas injusticias.

Pero volviendo a mi clase, creo que hay tres tipos de personas: los que su mayor preocupación es “qué pensarán de mi”, las que se ocultan en su burbuja y viven en su mundo, y las que tratan de mejorar la clase o el grupo en general. Estas últimas no lo tienen fácil, ya que hay demasiada gente en el primer grupo.

Después de todo esto, puedo asegurar que mi clase es el mundo a escala reducida. Y si en verdad es así, hay que cambiarlo y para cambiarlo tenemos que cambiar nosotros, para que así las futuras generaciones de adultos que llevaremos el mundo (los actuales niños y adolescentes) hayamos sido enseñados en valores como la amistad, la verdad y la honestidad.

Paula Contreras

SÓLO LA RAZÓN ÚLTIMA 12 octubre 2010

Posted by nittúa in cambio social, economía solidaria, exclusión social, justicia social, para pensar.
Tags: ,
add a comment

LOS NADIE, les dice Eduardo Galeano.

Sí, ellos son la razón del trabajo y del empeño de unos cuantos, seguramente no todos los que quisiéramos. Todos somos conscientes de la tremenda injusticia que se comete con tantas y tantas personas en este nuestro mundo pero a veces, parece que la forma de hacer frente al problema se nos dibuja un problema en sí mismo.

La sociedad reacciona ante la injusticia y lo hace a través de las actuaciones de unas personas que deciden, en un momento dado, luchar por justicia. Esta situación, que es tan potente, introducida en el sistema del primer mundo, encuentra serías dificultades de ejecución que ponen a prueba la coherencia de la acción y de las personas que la dirigen. Son tantas las trabas y problemas que hay que salvar, a la vez que se trabaja por el objetivo, que es sencillo y bastante fácil poder desorientarse. En algún momento todos nos desorientamos y podemos llegar a trabajar en un sentido sin sentido. El verdadero problema surge, cuando no se sabe o no se quiere saber cuál es la verdadera situación y el problema, cuando se llega a anteponer para justificar, argumentos que crean mayor confusión. En esos momentos, sólo la claridad del fin, de la razón última, nos puede ayudar a reorientarnos.

Nuestro complejo primer mundo consigue desorientarnos y es entonces cuando la honestidad y la generosidad son las guías que nos permiten regresar a la coherencia y la lucha por el fin último. En el tránsito, que a cada uno nos cuesta un tiempo atravesar, es cuando uno se reconoce como una parte de un todo claramente imperfecto. Realmente nunca fuimos ni indios ni vaqueros y nunca lo seremos.

Cuando las personas y las entidades se empeñan, excesivamente, en evidenciar y mantener vivas unas diferencias con otros actores sociales, por encima de cualquier cosa, sólo podemos leer en ello una forma de perpetuarse en un espacio donde se encuentran cómodos y son reconocidos. No quieren ser excluidos.

Si veo a alguien levantar una bandera desde la intolerancia, la carencia de voluntad para comprender, la autosatisfacción egocéntrica no veo sino, la agonía de quién no sabría cómo contrastar su verdad en un espacio diferente donde su posición dominante no existiera y no se pudiera permitir esas libertades prepotentes. Seguro que reconocemos situaciones así. Realmente el miedo a otra realidad es tan grande que abandonan el fin para defender su cómoda realidad.

Trabajamos tantas veces de espaldas a otros mundos, sólo por no conocerlos y no saber movernos entre y con ellos que es fácil, aún sin querer, construir enfrentamiento y oposición visceral. Indios y vaqueros.

Sin embargo, “a los nadie” no les interesan nuestras disputas sobre las que construir mundos antagónicos que nos permitan sobrevivir en espacios reconocidos. A ellos no les interesa nuestra egoísta subsistencia. Ellos necesitan, como ninguno, que esto cambie de verdad. Seamos sinceros con nosotros mismos. Jamás cambiará desde los pequeños castillos que vamos construyendo al principio, casi sin darnos cuenta, desde nuestras creencias y desde nuestras realidades, ya conscientes, en adelante.

La sociedad necesita que la CORRESPONSABILIDAD SOCIAL sea una realidad. Que nadie se otorgue la exclusividad de generar valor social porque esta acción nos corresponde a todos y cada uno de los actores sociales que compartimos el hoy y compartiremos, o dejaremos en herencia, el mañana.

COHERENCIA Y CORRESPONSABILIDAD POR JUSTICIA CON LOS NADIE

Y CON NOSOTROS MISMOS

NITTÚA
Núria González
Raúl Contreras

Eduardo Galeano

PRIMER ANIVERSARIO DE NITTÚA 1 octubre 2010

Posted by nittúa in Uncategorized.
13 comments

EL PRIMERO DE TANTOS QUE HEMOS DE COMPARTIR CON TODOS VOSOTROS

Hoy es un día grande y como no podría ser de otra manera lo vivimos CON todos los que nos acompañáis en este camino. Queremos agradeceros a todos el respaldo y apoyo que nunca nos ha faltado.

El perfecto cierre para un año de historia es un brindis con nuestras socias.

BEGOÑA DÍAZ

JORDI GARCIA-FAYOS

MARI CARMEN MORET

MARÍA JOSE MINTEGUI

MARÍA MICÓ

MARTA TORRAS

MERCEDES VALCARCEL

TODOS JUNTOS SOMOS NITTÚA ASOCIACIÓN

Núria González y Raúl Contreras